lunes, diciembre 07, 2009

LA CONSPIRACIÓN DE LAS LECTORAS de José Antonio Marina y Mª Teresa Rodríguez de Castro


La conspiración de las lectoras

José Antonio Marina y Mª Teresa Rodríguez de Castro

Editorial Anagrama. Biblioteca de la Memoria

Barcelona, diciembre de 2009

ISBN 9788433907929

Estamos ante un ensayo sobre el "Lyceum Club Femenino", una asociación de mujeres que existió en Madrid, desde 1926 hasta el comienzo de la guerra civil, que se planteó conseguir que las mujeres de la época, independientemente de sus ideas políticas y religiosas, participasen de una vida cultural plena. Es decir, la cultura (y la educación) como vehículo de unión y de libertad.
A lo largo de las páginas de este ensayo descubrimos a mujeres admirables que, en muchos casos, han pasado desapercibidas debido a la posterior represión que supuso el franquismo y que acabó con este modelo de club cultural: María de Maeztu, Victoria Kent,Clara Campoamor, Hildegart, María Lejárraga, Carmen Baroja, Zenobia Camprubí, Elena Fortún, Concha Méndez, Mª Teresa León, Maruja Mallo, Ernestina de Champourcin y tantas otras menos conocidas pero igual de valiosas. A todas ellas les motivaba lo mismo: sacar a la mujer española de la situación en la que estaba, a través de la cultura.
El formato elegido por Juan Antonio MArina y Mª Teresa Rodríguez de Castro resulta muy ameno, ya que de forma "detectivesca" realizan una investigación muy documentada (casi una tesis) pero que se lee con agrado e interés (yo misma lo he leído en un día y medio).
Asistimos al entusiasmo de estas mujeres, a su gran actividad cultural, a su amplitud de miras al crear una asociación en la que las ideas políticas y religiosas fueran algo personal y en la que dichas ideas no interfirieran en el debate cultural o en las otras actividades del "Lyceum".
¿Cómo llegó a destruirse una labor tan encomiable?
Juan Antonio Marina defiende que fracasó la inteligencia social española. La guerra hizo estragos, cómo no. Pero la postguerra no se quedó atrás.

"Una sociedad se vuelve estúpida o violenta o abdica de su inteligencia social cuando las creencias vigentes, los modos de resolver conflictos, los sistemas de evaluación, los marcos de entendimiento, los modos de vida, disminuyen las posibilidades de las personas, es decir, de las inteligencias privadas." (pág. 146)

Los capítulos que narran el final del "Lyceum" y de sus miembros son ciertamente tristes. Asistimos al caos, al asombro, a la destrucción de la esperanza. Cada una de estas mujeres es merecedora de un estudio por sí misma (algunas ya lo tienen). Lucharon lo indecible por mejorar la situación de la mujer y su acceso a la formación, a la cultura y a la vida de nuestro país y vieron cómo todos sus ideales desaparecían aplastados por una vuelta atrás opresora.
En muchos momentos de la lectura de este ensayo me he acordado de los clubs de lectura que surgen hoy en día, en los que, independientemente de las ideas políticas y religiosas, mujeres con y sin formación, tienen acceso a los libros. Sí, he dicho mujeres porque, de forma natural, están formados mayoritariamente por mujeres (al menos los que yo he creado o a los que pertenezco).
Sin querer ser demasiado simplista, me gustaría pensar que, de alguna manera, estos clubs de lectura recogen el testigo de aquellos ideales, en otro tiempo y en otras circunstancias.
Con la lectura de este ensayo se reflexiona mucho, se divierte una ante situaciones curiosas y se entristece ante la estulticia que, entonces y hoy en día, sigue estando asociada al ser humano. Pero hay que seguir diciendo, como María de Maeztu, cuando todo se había puesto en su contra, intentando volver a empezar a pesar de las dificultades y de la pena: "Por mí, que no quede" (página 174).
Para terminar diré que me parece un ensayo muy recomendable, que espero que tenga un gran eco entre los lectores para que, de alguna forma, hagamos un salto en el tiempo en dirección contraria al que supuso la dictadura y seamos continuadores, hoy en día y en la medida de nuestras posibilidades, de la obra de este grupo de mujeres magníficas.

Sobre los autores:
José Antonio Marina nació en Toledo en 1939. Es filósofo y escritor. Sus estudios se centran en temas como la inteligencia, la psicología genética, la neurología... Entre sus obras más conocidas se pueden citar: Elogio y refutación del ingenio, Ética para náufragos, El laberinto sentimental, la magia de leer y la magia de escribir.
Su página web:
Mª Teresa Rodríguez de Castro es licenciada en Derecho, investigadora, y colaboró con José Antonio Marina en La revolución de las mujeres (J de J Editores).

Para saber más sobre el tema:
- MANGINI, Shirley: El Lyceum Club de Madrid: un refugio feminista en una ciudad hostil. Revista Asparkía, nº17, 2006 http://www.raco.cat/index.php/Asparkia/article/view/109013/155135
- HURTADO ALBIR, Amparo: El Lyceum Club femenino (Madrid 1926-1939) Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, nº 36, 1999
- RODRIGO, Antonina: María de Maeztu, en Ojos de papel.com

1 comentario:

Seo Sea dijo...

Jose Marinay is an example page. It’s different from a blog post because it will stay in one place and will show up in your site navigation (in most themes). Most people start with an About page that introduces them to potential site visitors. It might say something like this. Hi there! I’m a bike messenger by day, aspiring actor by night, and this is my website. I live in Los Angeles, have a great dog named Jack, and I like piña coladas.